lunes, junio 21, 2010

Capitulo 3

Me quede un momento en el salón, tratando de recordar si tenía limpia mi ropa de deporte. No es que quisiera causar buena impresión verdad, pero como nunca nos habían dado clases personalizadas en nuestros entrenamientos, no sabía cómo debía presentarme.


-Oye, Cris-. Pregunto Lucas.- ¿aquí que materias les imparten a los chicos, ya sabes…-. Hizo señas de colmillos en su cuello. –A los “VAMPIROS”-. Dijo fingiendo un estremecimiento. Me reí de su exageración.

-Am, que se yo creo que cultura del arte, y no sé que otras, pero pregúntale a Kaene. Pero créeme cuando te digo, ellos no saben absolutamente nada de técnica y lucha-. Dije.

-Si son unos perdedores. Estos imbéciles nos tratan con la punta del pie sabiendo que somos NOSOTROS los que salvamos sus estúpidos traseros de la “REALEZA” al final del día-. Dijo Caleb. –Una vez en Australia salve a una niña de un Wickedness-. Dijo Lucas con una mirada sombría. – ¿Y qué sucedió?-. Pregunto Louis. –Pues lo de siempre, le salve el trasero, luego se tranquilizo y se desmaterializo sin si quiera voltear a verme y darme las gracias. Ese, amigos míos, es un signo de arrogancia y desdén hacia los de nuestra clase. Creen que por que somos los encargados de cuidarlos, nos pueden tratar como unos sirvientes y vernos por sobre el hombro… En fin, vayamos a cambiarnos de ropa para el entrenamiento-. Termino con una sonrisa en el rostro.

Cuando Salí del salón, estaba Ale abrazando a Kaene. Esta cuando me vio me hizo una seña con el dedo medio. –Qué manera más cariñosa de saludarme Cariño-. Le dije contestándole la seña obscena. –Es que te extrañe mucho Godzilla-. –Cállate copia barata de Dracula-. Dije con mi mejor cara de malestar.

-Que onda McLaren. Hola bella dama-. Saludo Lucas llegando a mi lado.

-Parece que no se refiere a ti Godzilla-. Dijo Kaene con cara de suficiencia. –Cállate, cosa con colmillos-. Le respondí.

-Chicos, chicos. Si no fuera porque Kaene es novio de Alejandra, juraría que ustedes dos están enamorados-. Dijo Luc.

-¡QUE!-. Exclamamos al unísono Kaene y yo.

-¡HEY, HEY!, tranquilos, era una pequeña observación-.Dijo Lucas con las manos en alto en señal de rendición. –Pues no hagas ese tipo de observaciones STOKER-. Dije molesta.

-Bueno yo ya me voy a cambiar para irme a entrenar-. Dije aun molesta.

-¿No me vas a decir cómo te fue Cris?-. Pregunto Ale con gesto dolido. Eso disipo mi enfado.

-Si amiga, pero será más tarde, en NUESTRO dormitorio, y no con esta cosa con nosotras-. Dije mirando significativamente a Kaene. Pero el solo me ignoro y dijo –Genial, una fiesta de chicas amigo, creo que espiare por su ventana esta noche.- Dicho esto choco las palmas con Lucas.

A lo que yo respondí –No creo que quieras hacerlo, a menos que el suicidio este programado en tu agenda de hoy. Si, ya sabes, te freiras como… ¡UNA PAPA!, yo quiero ver eso-.

-A veces me gustaría que el sol pudiera hacerte daño para tirarte por una ventana durante el día-. Dijo con mirada soñadora. Como si el imbécil se lo estuviera imaginando.

-Oh, sí, la vida serie perfecta entonces, pero mientras… Nimodo-. Dijo finalmente con cara de desilusión.

-Sopassss, se quieren mucho ¿verdad?-. Dijo Lucas viéndonos a ambos.

-No sabes cuánto-. Conteste dándole un beso en la mejilla a Kaene. A lo que este hizo una mueca de asco.

-YA, Oye Cris, se hace tarde-. Dijo Lucas.

-OH, sí. Ale, te veo cuando termine el entrenamiento-. Dije a Ale yéndome.

-OH, sí. Adiós a ti también bocadillo con pies-. Me dijo Kaene con una sonrisa.

-MUERDEME-.

-JA, no gracias, no estoy tan desesperado-.

-Bien, mala suerte para ti, amigo-.



Cuando llegue al gimnasio, llevaba diez minutos de retraso.

Cuando llegue a la puerta entre y vi que estaba calentando. –Bueno, bueno miren a quien tenemos aquí. Señorita Davyna usted por fin nos honra con su presencia. Pero dígame ¿acaso, usted siempre llega tarde a todas partes o es solamente en mis clases?-. Pregunto Dominic muy serio.

-Se lo puedo explicar profesor, vera…-.

-No es necesario que lo haga, pero para la próxima llegue temprano o incorporare a otro alumno en su lugar. Ahora póngase a calentar con sus compañeros-.

-Está bien profesor-. Dije con un suspiro.



Cuando termino el calentamiento, nos ordeno ponernos en parejas, y yo rápidamente escogí a Lucas, para practicar con él.

-Luc, puedes venir a mostrar unos movimientos, ¿por favor?-. Dijo Dominic.

Lucas accedió y paso al frente. Y yo… me quede sin pareja. Bueno eso ya no era nuevo en mi historial romántico. ¡QUE!, ¿Romántico? Acaso pensé eso. ¡D.E.M.O.N.I.O.S.! -Estoy más desesperada de lo que había pensado-. Murmure para mí misma.

OH, sí. Un chico guapo, yo y una cena en algún restaurante italiano, y luego una… -Señorita Davyna, no está poniendo atención a la clase. Dígame una cosa, ¿acaso usted falsifico las calificaciones y después de hacerlo, reemplazó sus verdaderas calificaciones con las nuevas y nos ha engañado a todos?-. Preguntó Dominic, muy pero muy serio.

Yo me quede estupefacta, pero después me recupere y conteste. -¡Como se atreve usted siquiera a insinuar que yo haya podido hacer semejante barbaridad! ¿Qué cree que soy estúpida o qué?-. –No lo sé, no la conozco lo suficiente para responder a esa pregunta, pero puede que si lo sea-. Continúo Dominic muy sereno. Demasiado para su propio bien. Me hubiera gustado borrarle esa serenidad de un golpe.

-¿Pero cómo se atreve a decir eso, IMBÉCIL?-. ¡OPZZ! Gravísimo error. De repente se le borro esa serenidad del rostro convirtiéndose en ira. – ¡Se ha dado cuenta cómo demonios me está hablando Davyna!-. –Lo siento Prof.…-.

-Aquí no hay disculpa que valga, me ha insultado. A un mayor. Vallase ahora mismo y queda suspendida de los entrenamientos indefinidamente-.

-Pero…-. –Que se largue, ¿no escucho?-. Lo dijo en un tono bajo pero muy amenazante.

Levante la barbilla en modo desafiante y di media vuelta y Salí del gimnasio, ante la mirada sorprendida de mis compañeros.

Cuando llegue a las puertas del gimnasio escuche que decía –Y si alguno de ustedes hace algo parecido…-. Me voltee, cargada de ira y le grité – ¡Ellos no harán algo parecido, porque te tienen miedo idiota!-. El me miro amenazante. –Acaso, ¿usted no me tiene miedo señorita Davyna?-. Preguntó, por lo que pude ver divertido con el momento.

Esto me enfado mucho más. Me acerque hacia él, le puse un dedo en el pecho y lo mire directa e intensamente a los ojos y le conteste. –Por supuesto que no te tengo miedo o, ¿Qué crees tú?-. –No lo sé, pero ya lo veremos… ya lo veremos-. Igual de enojado que yo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

My Blog List

Agrega tu comentario!!

Welcome

thirstblackofyou@hotmail.com




Tienes preguntas, comentarios o sugerencias acerca del blog. Como podemos mejorar o simplemente quieras hacer contacto mi dirección de correo se muestra arriva





Estadisticas

Dimitri a Rose

¡He renunciado a ti. El amor se desvanece, el mio lo ha hecho!

-Spirit Bound-

lunes, junio 21, 2010

Capitulo 3

Me quede un momento en el salón, tratando de recordar si tenía limpia mi ropa de deporte. No es que quisiera causar buena impresión verdad, pero como nunca nos habían dado clases personalizadas en nuestros entrenamientos, no sabía cómo debía presentarme.


-Oye, Cris-. Pregunto Lucas.- ¿aquí que materias les imparten a los chicos, ya sabes…-. Hizo señas de colmillos en su cuello. –A los “VAMPIROS”-. Dijo fingiendo un estremecimiento. Me reí de su exageración.

-Am, que se yo creo que cultura del arte, y no sé que otras, pero pregúntale a Kaene. Pero créeme cuando te digo, ellos no saben absolutamente nada de técnica y lucha-. Dije.

-Si son unos perdedores. Estos imbéciles nos tratan con la punta del pie sabiendo que somos NOSOTROS los que salvamos sus estúpidos traseros de la “REALEZA” al final del día-. Dijo Caleb. –Una vez en Australia salve a una niña de un Wickedness-. Dijo Lucas con una mirada sombría. – ¿Y qué sucedió?-. Pregunto Louis. –Pues lo de siempre, le salve el trasero, luego se tranquilizo y se desmaterializo sin si quiera voltear a verme y darme las gracias. Ese, amigos míos, es un signo de arrogancia y desdén hacia los de nuestra clase. Creen que por que somos los encargados de cuidarlos, nos pueden tratar como unos sirvientes y vernos por sobre el hombro… En fin, vayamos a cambiarnos de ropa para el entrenamiento-. Termino con una sonrisa en el rostro.

Cuando Salí del salón, estaba Ale abrazando a Kaene. Esta cuando me vio me hizo una seña con el dedo medio. –Qué manera más cariñosa de saludarme Cariño-. Le dije contestándole la seña obscena. –Es que te extrañe mucho Godzilla-. –Cállate copia barata de Dracula-. Dije con mi mejor cara de malestar.

-Que onda McLaren. Hola bella dama-. Saludo Lucas llegando a mi lado.

-Parece que no se refiere a ti Godzilla-. Dijo Kaene con cara de suficiencia. –Cállate, cosa con colmillos-. Le respondí.

-Chicos, chicos. Si no fuera porque Kaene es novio de Alejandra, juraría que ustedes dos están enamorados-. Dijo Luc.

-¡QUE!-. Exclamamos al unísono Kaene y yo.

-¡HEY, HEY!, tranquilos, era una pequeña observación-.Dijo Lucas con las manos en alto en señal de rendición. –Pues no hagas ese tipo de observaciones STOKER-. Dije molesta.

-Bueno yo ya me voy a cambiar para irme a entrenar-. Dije aun molesta.

-¿No me vas a decir cómo te fue Cris?-. Pregunto Ale con gesto dolido. Eso disipo mi enfado.

-Si amiga, pero será más tarde, en NUESTRO dormitorio, y no con esta cosa con nosotras-. Dije mirando significativamente a Kaene. Pero el solo me ignoro y dijo –Genial, una fiesta de chicas amigo, creo que espiare por su ventana esta noche.- Dicho esto choco las palmas con Lucas.

A lo que yo respondí –No creo que quieras hacerlo, a menos que el suicidio este programado en tu agenda de hoy. Si, ya sabes, te freiras como… ¡UNA PAPA!, yo quiero ver eso-.

-A veces me gustaría que el sol pudiera hacerte daño para tirarte por una ventana durante el día-. Dijo con mirada soñadora. Como si el imbécil se lo estuviera imaginando.

-Oh, sí, la vida serie perfecta entonces, pero mientras… Nimodo-. Dijo finalmente con cara de desilusión.

-Sopassss, se quieren mucho ¿verdad?-. Dijo Lucas viéndonos a ambos.

-No sabes cuánto-. Conteste dándole un beso en la mejilla a Kaene. A lo que este hizo una mueca de asco.

-YA, Oye Cris, se hace tarde-. Dijo Lucas.

-OH, sí. Ale, te veo cuando termine el entrenamiento-. Dije a Ale yéndome.

-OH, sí. Adiós a ti también bocadillo con pies-. Me dijo Kaene con una sonrisa.

-MUERDEME-.

-JA, no gracias, no estoy tan desesperado-.

-Bien, mala suerte para ti, amigo-.



Cuando llegue al gimnasio, llevaba diez minutos de retraso.

Cuando llegue a la puerta entre y vi que estaba calentando. –Bueno, bueno miren a quien tenemos aquí. Señorita Davyna usted por fin nos honra con su presencia. Pero dígame ¿acaso, usted siempre llega tarde a todas partes o es solamente en mis clases?-. Pregunto Dominic muy serio.

-Se lo puedo explicar profesor, vera…-.

-No es necesario que lo haga, pero para la próxima llegue temprano o incorporare a otro alumno en su lugar. Ahora póngase a calentar con sus compañeros-.

-Está bien profesor-. Dije con un suspiro.



Cuando termino el calentamiento, nos ordeno ponernos en parejas, y yo rápidamente escogí a Lucas, para practicar con él.

-Luc, puedes venir a mostrar unos movimientos, ¿por favor?-. Dijo Dominic.

Lucas accedió y paso al frente. Y yo… me quede sin pareja. Bueno eso ya no era nuevo en mi historial romántico. ¡QUE!, ¿Romántico? Acaso pensé eso. ¡D.E.M.O.N.I.O.S.! -Estoy más desesperada de lo que había pensado-. Murmure para mí misma.

OH, sí. Un chico guapo, yo y una cena en algún restaurante italiano, y luego una… -Señorita Davyna, no está poniendo atención a la clase. Dígame una cosa, ¿acaso usted falsifico las calificaciones y después de hacerlo, reemplazó sus verdaderas calificaciones con las nuevas y nos ha engañado a todos?-. Preguntó Dominic, muy pero muy serio.

Yo me quede estupefacta, pero después me recupere y conteste. -¡Como se atreve usted siquiera a insinuar que yo haya podido hacer semejante barbaridad! ¿Qué cree que soy estúpida o qué?-. –No lo sé, no la conozco lo suficiente para responder a esa pregunta, pero puede que si lo sea-. Continúo Dominic muy sereno. Demasiado para su propio bien. Me hubiera gustado borrarle esa serenidad de un golpe.

-¿Pero cómo se atreve a decir eso, IMBÉCIL?-. ¡OPZZ! Gravísimo error. De repente se le borro esa serenidad del rostro convirtiéndose en ira. – ¡Se ha dado cuenta cómo demonios me está hablando Davyna!-. –Lo siento Prof.…-.

-Aquí no hay disculpa que valga, me ha insultado. A un mayor. Vallase ahora mismo y queda suspendida de los entrenamientos indefinidamente-.

-Pero…-. –Que se largue, ¿no escucho?-. Lo dijo en un tono bajo pero muy amenazante.

Levante la barbilla en modo desafiante y di media vuelta y Salí del gimnasio, ante la mirada sorprendida de mis compañeros.

Cuando llegue a las puertas del gimnasio escuche que decía –Y si alguno de ustedes hace algo parecido…-. Me voltee, cargada de ira y le grité – ¡Ellos no harán algo parecido, porque te tienen miedo idiota!-. El me miro amenazante. –Acaso, ¿usted no me tiene miedo señorita Davyna?-. Preguntó, por lo que pude ver divertido con el momento.

Esto me enfado mucho más. Me acerque hacia él, le puse un dedo en el pecho y lo mire directa e intensamente a los ojos y le conteste. –Por supuesto que no te tengo miedo o, ¿Qué crees tú?-. –No lo sé, pero ya lo veremos… ya lo veremos-. Igual de enojado que yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Jared Leto

Jared Leto

Visitas...

Visitas...

Para las chicas del blog...

Para las chicas del blog...

Para las chicas del blog...
Se les quiere chicas ANIMO!!

Ben Barnes

Ben Barnes

Taylor Kitsch

Taylor Kitsch

Jake Gyllenhaal

Jake Gyllenhaal

lunes, junio 21, 2010

Capitulo 3

Me quede un momento en el salón, tratando de recordar si tenía limpia mi ropa de deporte. No es que quisiera causar buena impresión verdad, pero como nunca nos habían dado clases personalizadas en nuestros entrenamientos, no sabía cómo debía presentarme.


-Oye, Cris-. Pregunto Lucas.- ¿aquí que materias les imparten a los chicos, ya sabes…-. Hizo señas de colmillos en su cuello. –A los “VAMPIROS”-. Dijo fingiendo un estremecimiento. Me reí de su exageración.

-Am, que se yo creo que cultura del arte, y no sé que otras, pero pregúntale a Kaene. Pero créeme cuando te digo, ellos no saben absolutamente nada de técnica y lucha-. Dije.

-Si son unos perdedores. Estos imbéciles nos tratan con la punta del pie sabiendo que somos NOSOTROS los que salvamos sus estúpidos traseros de la “REALEZA” al final del día-. Dijo Caleb. –Una vez en Australia salve a una niña de un Wickedness-. Dijo Lucas con una mirada sombría. – ¿Y qué sucedió?-. Pregunto Louis. –Pues lo de siempre, le salve el trasero, luego se tranquilizo y se desmaterializo sin si quiera voltear a verme y darme las gracias. Ese, amigos míos, es un signo de arrogancia y desdén hacia los de nuestra clase. Creen que por que somos los encargados de cuidarlos, nos pueden tratar como unos sirvientes y vernos por sobre el hombro… En fin, vayamos a cambiarnos de ropa para el entrenamiento-. Termino con una sonrisa en el rostro.

Cuando Salí del salón, estaba Ale abrazando a Kaene. Esta cuando me vio me hizo una seña con el dedo medio. –Qué manera más cariñosa de saludarme Cariño-. Le dije contestándole la seña obscena. –Es que te extrañe mucho Godzilla-. –Cállate copia barata de Dracula-. Dije con mi mejor cara de malestar.

-Que onda McLaren. Hola bella dama-. Saludo Lucas llegando a mi lado.

-Parece que no se refiere a ti Godzilla-. Dijo Kaene con cara de suficiencia. –Cállate, cosa con colmillos-. Le respondí.

-Chicos, chicos. Si no fuera porque Kaene es novio de Alejandra, juraría que ustedes dos están enamorados-. Dijo Luc.

-¡QUE!-. Exclamamos al unísono Kaene y yo.

-¡HEY, HEY!, tranquilos, era una pequeña observación-.Dijo Lucas con las manos en alto en señal de rendición. –Pues no hagas ese tipo de observaciones STOKER-. Dije molesta.

-Bueno yo ya me voy a cambiar para irme a entrenar-. Dije aun molesta.

-¿No me vas a decir cómo te fue Cris?-. Pregunto Ale con gesto dolido. Eso disipo mi enfado.

-Si amiga, pero será más tarde, en NUESTRO dormitorio, y no con esta cosa con nosotras-. Dije mirando significativamente a Kaene. Pero el solo me ignoro y dijo –Genial, una fiesta de chicas amigo, creo que espiare por su ventana esta noche.- Dicho esto choco las palmas con Lucas.

A lo que yo respondí –No creo que quieras hacerlo, a menos que el suicidio este programado en tu agenda de hoy. Si, ya sabes, te freiras como… ¡UNA PAPA!, yo quiero ver eso-.

-A veces me gustaría que el sol pudiera hacerte daño para tirarte por una ventana durante el día-. Dijo con mirada soñadora. Como si el imbécil se lo estuviera imaginando.

-Oh, sí, la vida serie perfecta entonces, pero mientras… Nimodo-. Dijo finalmente con cara de desilusión.

-Sopassss, se quieren mucho ¿verdad?-. Dijo Lucas viéndonos a ambos.

-No sabes cuánto-. Conteste dándole un beso en la mejilla a Kaene. A lo que este hizo una mueca de asco.

-YA, Oye Cris, se hace tarde-. Dijo Lucas.

-OH, sí. Ale, te veo cuando termine el entrenamiento-. Dije a Ale yéndome.

-OH, sí. Adiós a ti también bocadillo con pies-. Me dijo Kaene con una sonrisa.

-MUERDEME-.

-JA, no gracias, no estoy tan desesperado-.

-Bien, mala suerte para ti, amigo-.



Cuando llegue al gimnasio, llevaba diez minutos de retraso.

Cuando llegue a la puerta entre y vi que estaba calentando. –Bueno, bueno miren a quien tenemos aquí. Señorita Davyna usted por fin nos honra con su presencia. Pero dígame ¿acaso, usted siempre llega tarde a todas partes o es solamente en mis clases?-. Pregunto Dominic muy serio.

-Se lo puedo explicar profesor, vera…-.

-No es necesario que lo haga, pero para la próxima llegue temprano o incorporare a otro alumno en su lugar. Ahora póngase a calentar con sus compañeros-.

-Está bien profesor-. Dije con un suspiro.



Cuando termino el calentamiento, nos ordeno ponernos en parejas, y yo rápidamente escogí a Lucas, para practicar con él.

-Luc, puedes venir a mostrar unos movimientos, ¿por favor?-. Dijo Dominic.

Lucas accedió y paso al frente. Y yo… me quede sin pareja. Bueno eso ya no era nuevo en mi historial romántico. ¡QUE!, ¿Romántico? Acaso pensé eso. ¡D.E.M.O.N.I.O.S.! -Estoy más desesperada de lo que había pensado-. Murmure para mí misma.

OH, sí. Un chico guapo, yo y una cena en algún restaurante italiano, y luego una… -Señorita Davyna, no está poniendo atención a la clase. Dígame una cosa, ¿acaso usted falsifico las calificaciones y después de hacerlo, reemplazó sus verdaderas calificaciones con las nuevas y nos ha engañado a todos?-. Preguntó Dominic, muy pero muy serio.

Yo me quede estupefacta, pero después me recupere y conteste. -¡Como se atreve usted siquiera a insinuar que yo haya podido hacer semejante barbaridad! ¿Qué cree que soy estúpida o qué?-. –No lo sé, no la conozco lo suficiente para responder a esa pregunta, pero puede que si lo sea-. Continúo Dominic muy sereno. Demasiado para su propio bien. Me hubiera gustado borrarle esa serenidad de un golpe.

-¿Pero cómo se atreve a decir eso, IMBÉCIL?-. ¡OPZZ! Gravísimo error. De repente se le borro esa serenidad del rostro convirtiéndose en ira. – ¡Se ha dado cuenta cómo demonios me está hablando Davyna!-. –Lo siento Prof.…-.

-Aquí no hay disculpa que valga, me ha insultado. A un mayor. Vallase ahora mismo y queda suspendida de los entrenamientos indefinidamente-.

-Pero…-. –Que se largue, ¿no escucho?-. Lo dijo en un tono bajo pero muy amenazante.

Levante la barbilla en modo desafiante y di media vuelta y Salí del gimnasio, ante la mirada sorprendida de mis compañeros.

Cuando llegue a las puertas del gimnasio escuche que decía –Y si alguno de ustedes hace algo parecido…-. Me voltee, cargada de ira y le grité – ¡Ellos no harán algo parecido, porque te tienen miedo idiota!-. El me miro amenazante. –Acaso, ¿usted no me tiene miedo señorita Davyna?-. Preguntó, por lo que pude ver divertido con el momento.

Esto me enfado mucho más. Me acerque hacia él, le puse un dedo en el pecho y lo mire directa e intensamente a los ojos y le conteste. –Por supuesto que no te tengo miedo o, ¿Qué crees tú?-. –No lo sé, pero ya lo veremos… ya lo veremos-. Igual de enojado que yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Justin Poortinga

Justin Poortinga

Blog Archive

Followers


Gracias a las chicas de T.M.A.

Gracias!!

Gracias!!
Gracias a Eli por este premio!!

Nuestro enlace

create your own banner at mybannermaker.com!
Copy this code to your website to display this banner!

Dimitri Woaa!!!

Dimitri Woaa!!!

demons

demons

Dimitri Belikov

Dimitri Belikov

VM

VM

Llegó

Llegó
ya esta por llegar

The fallen 2

The fallen 2
Llegó

Por fin

Por fin
lover mine

Keith Urban

Keith Urban

Visitas

Deja tu mensaje

Con la tecnología de Blogger.

Siguenos por Correo

Visitantes recientes

Se ha producido un error en este gadget.

Search This Blog

© Thirst Black Of You, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena