domingo, enero 30, 2011

Un día contigo ¡¡Proximo a salir!!

Solo un día con Jamie García, el chico mexicano, con más dinero que ella y toda su familia, Kelly Fox supo que no era su tipo.

Después de que sus hermanos hicieran una lista con sus atributos y defectos, creyó que se quedaría ahí, pero no era ni la mitad de lo que esperaba. Al descubrir el secreto de su hermano Joshua y saber que era infeliz con su solitaria vida, intentará hacer todo lo que esté en sus manos para hacerlo feliz, pero no sabe que también está involucrado su propio orgullo y felicidad.
Jamie, un chico sin propósitos en la vida, su lema es “tan solo diviértete y ve de fiesta cada viernes por la noche”, encontrará en la felicidad de su hermano Rafael, un día con la chica mas testaruda, poco femenina y cabezota que ha conocido y descubrirá algo que lo sorprenderá al extremo.

¡¡No pueden perderselo!!
 
les traigo un pequeño adelanto!!
 
 
-Cinco, cuatro, tres, dos, uno, ¡Feliz año Nuevo!


-¡Feliz año nuevo!

-Típica fiesta de otro fin de año. En el típico Chelsea, Iowa. Como siempre el tío Raymond está a punto de caerse de bruces en el ponche, la tía Claire está en el baño llorando a todo pulmón, papá y mamá acaramelados como siempre, mi hermano George, está acurrucado en un rincón con su nueva novia Helena o Clarisa, ni siquiera me tomo la molestia de recordar su nombre, por que se que no durará más de dos semanas.

Bien esta es mi vida, apesta lo sé, la fabulosa vida de Kelly Fox, criada en una familia de clase media, mimada hasta los dientes por mi abuela materna, y sin hermanas con las cuales pelearme por el baño en las mañanas. Contando con cinco hermanos, en mi casa, solo son partidos de futbol en el campo de la escuela y por la televisión lucha libre cada viernes. No es de esperar que sea una marimacho, sea una más de los chicos Fox.

Salgo a la calle a ver los fuegos artificiales que lanzan los vecinos, sé que no es seguro hacerlo, pero no me importa, en estos momentos la muerte sería mucho mejor que lo que tengo que soportar adentro. Me pregunto que estará haciendo Madonna en estos momentos, mi gran ejemplo a seguir, excluyendo la parte de los hijos. Ni loca adopto niños. Ya tuve suficiente para toda una vida.

¿Es cierto que los propósitos de año nuevo se cumplen? Tal vez nunca lo averigüe ya que no hago propósitos, a veces pienso que la vida es una mierda. Quiero ir mas allá de lo que dictan los estándares de Chelsea.

No quiero Terminar como la mayoría de la gente de aquí. Casarse, reproducirse, ir a los partidos de los chicos los fines de semanas, ver a los nietos y un día cuando ves películas antiguas, mueres. Esa monotonía apesta.

-¿Qué te pasa hongo? –Fantástico, en este preciso momento llega el doctor comprensión, Matt, es genial tenerlo como hermano, pero a veces, cuando quiero estar sola, llega sin decir nada y se pone a psicoanalizarme.

-Quiero estar sola en estos momentos Matti. –Lo digo lo más convincente que puedo.

Siento que mis lágrimas amenazan con salir, me siento triste a causa de otro año que se va.

-Hey, hey, no llores Kelly, no me gusta verte llorar, ¿Qué sucede? –Él me abraza, sabiendo que me gustan sus abrazos.

-Mi falta de vida amorosa es la causa, siempre que conozco a un chico se siente intimidado por los intensos interrogatorios que hacen tu y los chicos- Matt es la única persona con la que puedo abrirme de esta forma, además que está a punto de terminar sus estudios en Psicología, el mayor de los chicos Fox, es mi héroe.

-Tranquila Kelly, nosotros lo hacemos por tu bien, recuerda eso, además puede que para tu cumpleaños aparezca el chico ideal, confía en mí, los chicos y yo nos encargaremos de ello.

Me aparto rápidamente de él.

-¡No, por nada del mundo! Seguramente le pedirán el favor a alguno de los amigos de Bill y Logan– Bill y Logan eran el antepenúltimo y penúltimo de los hijos del matrimonio Fox. No sabemos quien nació primero de los dos, ya que son gemelos y mi madre no nos lo quiere decir. Son los deportistas de la familia, la sala está llena con los trofeos de los distintos deportes que practican.

-Por supuesto que no, no lo haremos, no después de lo que hiciste con Louis.

-Se lo merecía, es un completo imbécil.

-Nada de malas palabras, hongo.

-Correcto.

-¿Qué hacen chicos?

Genial, esto se ponía cada vez mejor.

-Hey, Joshua. Aquí nuestra hermanita se siente deprimida. Dice que le arruinamos su vida amorosa.

-La cual es inexistente. –Le recuerdo a Matt.

Joshua parece pensativo, lo cual es usual en él. El será el médico de la familia algún día.

Siendo el segundo hijo, compite constantemente con Matt. Por lo menos ellos ya tienen un objetivo en la vida, Matt está por terminar su carrera de psicología, Joshua en estos momentos estudia medicina, quiere ser un gran neurocirujano, George también quiere despuntar en una carrera complicada, Arquitecto. Le encanta dibujar casas a escala y construirlas. Yo le digo que las chicas serán su perdición, está claro que Bill y Logan se dedicaran al ambiente deportivo, pero yo la ultima de los chicos Fox, Kelly Fox, con 17 años de edad, no sé lo que quiero hacer con mi vida.

-Eso no puede ser cierto, eres una chica hermosa.

-Eso díselos a los chicos del instituto que me ignoran completamente.

-Es tiempo de hacer una junta familiar.

-¡No! Eso no. Siempre que hacen una “junta familiar” termino castigada, saliendo con un tonto como Louis o acompañando a uno de ustedes al cine con su novia.

-No siempre es así Kelly.

Estoy a punto de golpear a mis dos hermanos mayores en la cara si empiezan a hacer planes como si yo no estuviera aquí.

-Enumeremos tus virtudes y tus defectos. –Dijo Matti. Oh no, aquí vamos de nuevo.

-¡Espera! –Dijo Joshua –Tengo que ir por los chicos.

-No lo hagas. –Digo rápidamente, pero él parece no notarme, y si lo hizo prefirió ignorarme.

-Que no vengan las chicas, seremos solo nosotros.

-Hay no… me van a despedazar.

-No será así Kelly. Solos tus hermanos y te queremos, no dejaremos que nada malo te suceda.

-Eso es de lo que tengo miedo. Que no me dejen un momento en paz.

Matti se acerca a mí, y me tiende una mano, y yo la tomo sin dudar.

-Aquí viene la caballería, Kelly –Dice George.

Doy un suspiro audible para que vean que me he resignado para lo que sea que tengan en mente.

-Bien, sentémonos los seis en la acera, tenemos una misión que cumplir aquí. – Este era el bendito Logan.

-Estábamos por enumerar las virtudes de Kelly.

-Habla demasiado… -Dijo Bill.

-No creo que eso sea una virtud –Contrarrestó George.

-Si tienes razón. Eso ponlo en Virtufectos.

-Eso ni siquiera es una palabra –Dice Matti.

-Matt, somos los chicos Fox ¿lo recuerdas?

-Correcto –Responde él.

-Continuemos con lo siguiente –Dice Logan.

-Sabe sobre futbol, lucha libre, soccer. Y cualquier deporte que un chico pueda pensar. Pero menos golf. Eso es inimaginable. Ni siquiera sé porque es un deporte. –Opina George -¿Recuerdan a Clare?

-No…-Contestamos los cinco al mismo tiempo. Porque la verdad es que no tenemos ni idea que quien es. George ha tenido tantas novias que no nos alcanzan los dedos de los pies y manos de toda la familia para contarlas.

-Bueno, una vez fui a su casa y…

-¿Tu? –Pregunta Logan asombrado –Duraste el tiempo suficiente como para ir a su casa.

-Yo cumplo con mis chicas Logan, aunque no lo creas… pero como sea, fui a su casa y sus padres no dejaron de hablar de golf, me horrorizo hoy en día al recordar esa casa… era toda rosa y cosas así. Me sentí tentado a presentar mi tarjeta de hombre.

-Alucinante, si me sucediera algo igual, lo cual dudo mucho, saldría pitando rápidamente de ahí. Te compadezco hermano. –Contesta Bill.

-Chicos, estamos tratando algo diferente aquí, ¿no lo recuerdan? –Pregunta Joshua.

Yo me mantengo callada escuchando sus charlas. Siempre ha sido así. Ellos hablan, yo me callo. Y no es porque sean machistas… bueno tal vez lo son un poco. Pero la verdad de todo esto, es que me gusta escucharlos hablar sobre todo o en este caso, nada.

-Jojo tiene razón –Dice Matti, a lo que Joshua solo gira los ojos.

Jojo es lo primero que dije cuando era pequeña, y tenía que ser a Joshua. Desde entonces en casa, y solo en casa, lo llamamos Jojo. Él me pregunta que por qué no lo llamé sexy, guapo o algo por el estilo. Así las chicas caerían muertas a sus pies. Pero desde hace un tiempo tengo un presentimiento, del cual quiero hablar con él, cuando tenga la oportunidad adecuada.

-Sabe acerca de autos…

-Tengo el conocimiento necesario hasta para poner mi propio taller automotriz.

-Anotado, -Dice Joshua.

¡Un momento! –¿Lo están anotando?

-Por supuesto, estamos hablando en serio.

-Matt, no hablan en serio.

-Claro que lo hacemos. –Me responde él.

Y para muestra, me enseña un pequeño cuaderno con tres columnas en él. Una dice virtudes, otra está señalada como defectos, y la última dice Virtufectos.

-Esto es descabellado –Digo mientras me levanto.

-Tú no vas a ningún lado, hongo –Dice Bill jalándome de regreso a mi asiento. –Además no quieres ir ahí dentro. Anímate, es año nuevo. Falta poco para tu cumpleaños.

-Sí, correcto. Falta más de un mes Einstein. –Le respondo.

El catorce de febrero es siempre mi peor día, desde los trece años. 1) Todos, excepto mi familia y mi mejor amigo Dick, (que es gay. Lo remarco, porque fue lo primero que me dijo cuando se sentó en la cafetería el primer año de escuela), recuerdan mi cumpleaños. Ya que es día de san Valentín, todos parecen olvidarlo. De hecho no hay un “todos” porque no tengo más amigos. 2) Nunca me han besado ni me han mandado regalos ese día. Y por ultimo un gran 3) El catorce de febrero es mi peor día entre todos los otros 364, por que la tentativa de “novio” que tuve con un chico un catorce de febrero, terminó estropeada con él riéndose de mí por ser cursi y restregándome en la cara a su fabulosa rubia, delgada y femenina novia.

-Además –Continuo –Ustedes en estos momentos deberían estar en alguna fiesta con sus chicas, o haciendo algo divertido con gente de su edad. O violando alguna ley por conducir en estado de ebriedad. Algo normal. Y no estar con su hermana de 17 años, ayudándola a tener una vida amorosa.

-Creo que tendrás que borrar eso de que habla mucho de nuestra lista de Virtufectos y ponerla en defectos. –Dice Bill.

-Tienes razón. –Concuerdan los demás.

-Hombres.

1 comentarios:

My Blog List

Agrega tu comentario!!

Welcome

thirstblackofyou@hotmail.com




Tienes preguntas, comentarios o sugerencias acerca del blog. Como podemos mejorar o simplemente quieras hacer contacto mi dirección de correo se muestra arriva





Estadisticas

Dimitri a Rose

¡He renunciado a ti. El amor se desvanece, el mio lo ha hecho!

-Spirit Bound-

domingo, enero 30, 2011

Un día contigo ¡¡Proximo a salir!!

Solo un día con Jamie García, el chico mexicano, con más dinero que ella y toda su familia, Kelly Fox supo que no era su tipo.

Después de que sus hermanos hicieran una lista con sus atributos y defectos, creyó que se quedaría ahí, pero no era ni la mitad de lo que esperaba. Al descubrir el secreto de su hermano Joshua y saber que era infeliz con su solitaria vida, intentará hacer todo lo que esté en sus manos para hacerlo feliz, pero no sabe que también está involucrado su propio orgullo y felicidad.
Jamie, un chico sin propósitos en la vida, su lema es “tan solo diviértete y ve de fiesta cada viernes por la noche”, encontrará en la felicidad de su hermano Rafael, un día con la chica mas testaruda, poco femenina y cabezota que ha conocido y descubrirá algo que lo sorprenderá al extremo.

¡¡No pueden perderselo!!
 
les traigo un pequeño adelanto!!
 
 
-Cinco, cuatro, tres, dos, uno, ¡Feliz año Nuevo!


-¡Feliz año nuevo!

-Típica fiesta de otro fin de año. En el típico Chelsea, Iowa. Como siempre el tío Raymond está a punto de caerse de bruces en el ponche, la tía Claire está en el baño llorando a todo pulmón, papá y mamá acaramelados como siempre, mi hermano George, está acurrucado en un rincón con su nueva novia Helena o Clarisa, ni siquiera me tomo la molestia de recordar su nombre, por que se que no durará más de dos semanas.

Bien esta es mi vida, apesta lo sé, la fabulosa vida de Kelly Fox, criada en una familia de clase media, mimada hasta los dientes por mi abuela materna, y sin hermanas con las cuales pelearme por el baño en las mañanas. Contando con cinco hermanos, en mi casa, solo son partidos de futbol en el campo de la escuela y por la televisión lucha libre cada viernes. No es de esperar que sea una marimacho, sea una más de los chicos Fox.

Salgo a la calle a ver los fuegos artificiales que lanzan los vecinos, sé que no es seguro hacerlo, pero no me importa, en estos momentos la muerte sería mucho mejor que lo que tengo que soportar adentro. Me pregunto que estará haciendo Madonna en estos momentos, mi gran ejemplo a seguir, excluyendo la parte de los hijos. Ni loca adopto niños. Ya tuve suficiente para toda una vida.

¿Es cierto que los propósitos de año nuevo se cumplen? Tal vez nunca lo averigüe ya que no hago propósitos, a veces pienso que la vida es una mierda. Quiero ir mas allá de lo que dictan los estándares de Chelsea.

No quiero Terminar como la mayoría de la gente de aquí. Casarse, reproducirse, ir a los partidos de los chicos los fines de semanas, ver a los nietos y un día cuando ves películas antiguas, mueres. Esa monotonía apesta.

-¿Qué te pasa hongo? –Fantástico, en este preciso momento llega el doctor comprensión, Matt, es genial tenerlo como hermano, pero a veces, cuando quiero estar sola, llega sin decir nada y se pone a psicoanalizarme.

-Quiero estar sola en estos momentos Matti. –Lo digo lo más convincente que puedo.

Siento que mis lágrimas amenazan con salir, me siento triste a causa de otro año que se va.

-Hey, hey, no llores Kelly, no me gusta verte llorar, ¿Qué sucede? –Él me abraza, sabiendo que me gustan sus abrazos.

-Mi falta de vida amorosa es la causa, siempre que conozco a un chico se siente intimidado por los intensos interrogatorios que hacen tu y los chicos- Matt es la única persona con la que puedo abrirme de esta forma, además que está a punto de terminar sus estudios en Psicología, el mayor de los chicos Fox, es mi héroe.

-Tranquila Kelly, nosotros lo hacemos por tu bien, recuerda eso, además puede que para tu cumpleaños aparezca el chico ideal, confía en mí, los chicos y yo nos encargaremos de ello.

Me aparto rápidamente de él.

-¡No, por nada del mundo! Seguramente le pedirán el favor a alguno de los amigos de Bill y Logan– Bill y Logan eran el antepenúltimo y penúltimo de los hijos del matrimonio Fox. No sabemos quien nació primero de los dos, ya que son gemelos y mi madre no nos lo quiere decir. Son los deportistas de la familia, la sala está llena con los trofeos de los distintos deportes que practican.

-Por supuesto que no, no lo haremos, no después de lo que hiciste con Louis.

-Se lo merecía, es un completo imbécil.

-Nada de malas palabras, hongo.

-Correcto.

-¿Qué hacen chicos?

Genial, esto se ponía cada vez mejor.

-Hey, Joshua. Aquí nuestra hermanita se siente deprimida. Dice que le arruinamos su vida amorosa.

-La cual es inexistente. –Le recuerdo a Matt.

Joshua parece pensativo, lo cual es usual en él. El será el médico de la familia algún día.

Siendo el segundo hijo, compite constantemente con Matt. Por lo menos ellos ya tienen un objetivo en la vida, Matt está por terminar su carrera de psicología, Joshua en estos momentos estudia medicina, quiere ser un gran neurocirujano, George también quiere despuntar en una carrera complicada, Arquitecto. Le encanta dibujar casas a escala y construirlas. Yo le digo que las chicas serán su perdición, está claro que Bill y Logan se dedicaran al ambiente deportivo, pero yo la ultima de los chicos Fox, Kelly Fox, con 17 años de edad, no sé lo que quiero hacer con mi vida.

-Eso no puede ser cierto, eres una chica hermosa.

-Eso díselos a los chicos del instituto que me ignoran completamente.

-Es tiempo de hacer una junta familiar.

-¡No! Eso no. Siempre que hacen una “junta familiar” termino castigada, saliendo con un tonto como Louis o acompañando a uno de ustedes al cine con su novia.

-No siempre es así Kelly.

Estoy a punto de golpear a mis dos hermanos mayores en la cara si empiezan a hacer planes como si yo no estuviera aquí.

-Enumeremos tus virtudes y tus defectos. –Dijo Matti. Oh no, aquí vamos de nuevo.

-¡Espera! –Dijo Joshua –Tengo que ir por los chicos.

-No lo hagas. –Digo rápidamente, pero él parece no notarme, y si lo hizo prefirió ignorarme.

-Que no vengan las chicas, seremos solo nosotros.

-Hay no… me van a despedazar.

-No será así Kelly. Solos tus hermanos y te queremos, no dejaremos que nada malo te suceda.

-Eso es de lo que tengo miedo. Que no me dejen un momento en paz.

Matti se acerca a mí, y me tiende una mano, y yo la tomo sin dudar.

-Aquí viene la caballería, Kelly –Dice George.

Doy un suspiro audible para que vean que me he resignado para lo que sea que tengan en mente.

-Bien, sentémonos los seis en la acera, tenemos una misión que cumplir aquí. – Este era el bendito Logan.

-Estábamos por enumerar las virtudes de Kelly.

-Habla demasiado… -Dijo Bill.

-No creo que eso sea una virtud –Contrarrestó George.

-Si tienes razón. Eso ponlo en Virtufectos.

-Eso ni siquiera es una palabra –Dice Matti.

-Matt, somos los chicos Fox ¿lo recuerdas?

-Correcto –Responde él.

-Continuemos con lo siguiente –Dice Logan.

-Sabe sobre futbol, lucha libre, soccer. Y cualquier deporte que un chico pueda pensar. Pero menos golf. Eso es inimaginable. Ni siquiera sé porque es un deporte. –Opina George -¿Recuerdan a Clare?

-No…-Contestamos los cinco al mismo tiempo. Porque la verdad es que no tenemos ni idea que quien es. George ha tenido tantas novias que no nos alcanzan los dedos de los pies y manos de toda la familia para contarlas.

-Bueno, una vez fui a su casa y…

-¿Tu? –Pregunta Logan asombrado –Duraste el tiempo suficiente como para ir a su casa.

-Yo cumplo con mis chicas Logan, aunque no lo creas… pero como sea, fui a su casa y sus padres no dejaron de hablar de golf, me horrorizo hoy en día al recordar esa casa… era toda rosa y cosas así. Me sentí tentado a presentar mi tarjeta de hombre.

-Alucinante, si me sucediera algo igual, lo cual dudo mucho, saldría pitando rápidamente de ahí. Te compadezco hermano. –Contesta Bill.

-Chicos, estamos tratando algo diferente aquí, ¿no lo recuerdan? –Pregunta Joshua.

Yo me mantengo callada escuchando sus charlas. Siempre ha sido así. Ellos hablan, yo me callo. Y no es porque sean machistas… bueno tal vez lo son un poco. Pero la verdad de todo esto, es que me gusta escucharlos hablar sobre todo o en este caso, nada.

-Jojo tiene razón –Dice Matti, a lo que Joshua solo gira los ojos.

Jojo es lo primero que dije cuando era pequeña, y tenía que ser a Joshua. Desde entonces en casa, y solo en casa, lo llamamos Jojo. Él me pregunta que por qué no lo llamé sexy, guapo o algo por el estilo. Así las chicas caerían muertas a sus pies. Pero desde hace un tiempo tengo un presentimiento, del cual quiero hablar con él, cuando tenga la oportunidad adecuada.

-Sabe acerca de autos…

-Tengo el conocimiento necesario hasta para poner mi propio taller automotriz.

-Anotado, -Dice Joshua.

¡Un momento! –¿Lo están anotando?

-Por supuesto, estamos hablando en serio.

-Matt, no hablan en serio.

-Claro que lo hacemos. –Me responde él.

Y para muestra, me enseña un pequeño cuaderno con tres columnas en él. Una dice virtudes, otra está señalada como defectos, y la última dice Virtufectos.

-Esto es descabellado –Digo mientras me levanto.

-Tú no vas a ningún lado, hongo –Dice Bill jalándome de regreso a mi asiento. –Además no quieres ir ahí dentro. Anímate, es año nuevo. Falta poco para tu cumpleaños.

-Sí, correcto. Falta más de un mes Einstein. –Le respondo.

El catorce de febrero es siempre mi peor día, desde los trece años. 1) Todos, excepto mi familia y mi mejor amigo Dick, (que es gay. Lo remarco, porque fue lo primero que me dijo cuando se sentó en la cafetería el primer año de escuela), recuerdan mi cumpleaños. Ya que es día de san Valentín, todos parecen olvidarlo. De hecho no hay un “todos” porque no tengo más amigos. 2) Nunca me han besado ni me han mandado regalos ese día. Y por ultimo un gran 3) El catorce de febrero es mi peor día entre todos los otros 364, por que la tentativa de “novio” que tuve con un chico un catorce de febrero, terminó estropeada con él riéndose de mí por ser cursi y restregándome en la cara a su fabulosa rubia, delgada y femenina novia.

-Además –Continuo –Ustedes en estos momentos deberían estar en alguna fiesta con sus chicas, o haciendo algo divertido con gente de su edad. O violando alguna ley por conducir en estado de ebriedad. Algo normal. Y no estar con su hermana de 17 años, ayudándola a tener una vida amorosa.

-Creo que tendrás que borrar eso de que habla mucho de nuestra lista de Virtufectos y ponerla en defectos. –Dice Bill.

-Tienes razón. –Concuerdan los demás.

-Hombres.

1 comentario:

Jared Leto

Jared Leto

Visitas...

Visitas...

Para las chicas del blog...

Para las chicas del blog...

Para las chicas del blog...
Se les quiere chicas ANIMO!!

Ben Barnes

Ben Barnes

Taylor Kitsch

Taylor Kitsch

Jake Gyllenhaal

Jake Gyllenhaal

domingo, enero 30, 2011

Un día contigo ¡¡Proximo a salir!!

Solo un día con Jamie García, el chico mexicano, con más dinero que ella y toda su familia, Kelly Fox supo que no era su tipo.

Después de que sus hermanos hicieran una lista con sus atributos y defectos, creyó que se quedaría ahí, pero no era ni la mitad de lo que esperaba. Al descubrir el secreto de su hermano Joshua y saber que era infeliz con su solitaria vida, intentará hacer todo lo que esté en sus manos para hacerlo feliz, pero no sabe que también está involucrado su propio orgullo y felicidad.
Jamie, un chico sin propósitos en la vida, su lema es “tan solo diviértete y ve de fiesta cada viernes por la noche”, encontrará en la felicidad de su hermano Rafael, un día con la chica mas testaruda, poco femenina y cabezota que ha conocido y descubrirá algo que lo sorprenderá al extremo.

¡¡No pueden perderselo!!
 
les traigo un pequeño adelanto!!
 
 
-Cinco, cuatro, tres, dos, uno, ¡Feliz año Nuevo!


-¡Feliz año nuevo!

-Típica fiesta de otro fin de año. En el típico Chelsea, Iowa. Como siempre el tío Raymond está a punto de caerse de bruces en el ponche, la tía Claire está en el baño llorando a todo pulmón, papá y mamá acaramelados como siempre, mi hermano George, está acurrucado en un rincón con su nueva novia Helena o Clarisa, ni siquiera me tomo la molestia de recordar su nombre, por que se que no durará más de dos semanas.

Bien esta es mi vida, apesta lo sé, la fabulosa vida de Kelly Fox, criada en una familia de clase media, mimada hasta los dientes por mi abuela materna, y sin hermanas con las cuales pelearme por el baño en las mañanas. Contando con cinco hermanos, en mi casa, solo son partidos de futbol en el campo de la escuela y por la televisión lucha libre cada viernes. No es de esperar que sea una marimacho, sea una más de los chicos Fox.

Salgo a la calle a ver los fuegos artificiales que lanzan los vecinos, sé que no es seguro hacerlo, pero no me importa, en estos momentos la muerte sería mucho mejor que lo que tengo que soportar adentro. Me pregunto que estará haciendo Madonna en estos momentos, mi gran ejemplo a seguir, excluyendo la parte de los hijos. Ni loca adopto niños. Ya tuve suficiente para toda una vida.

¿Es cierto que los propósitos de año nuevo se cumplen? Tal vez nunca lo averigüe ya que no hago propósitos, a veces pienso que la vida es una mierda. Quiero ir mas allá de lo que dictan los estándares de Chelsea.

No quiero Terminar como la mayoría de la gente de aquí. Casarse, reproducirse, ir a los partidos de los chicos los fines de semanas, ver a los nietos y un día cuando ves películas antiguas, mueres. Esa monotonía apesta.

-¿Qué te pasa hongo? –Fantástico, en este preciso momento llega el doctor comprensión, Matt, es genial tenerlo como hermano, pero a veces, cuando quiero estar sola, llega sin decir nada y se pone a psicoanalizarme.

-Quiero estar sola en estos momentos Matti. –Lo digo lo más convincente que puedo.

Siento que mis lágrimas amenazan con salir, me siento triste a causa de otro año que se va.

-Hey, hey, no llores Kelly, no me gusta verte llorar, ¿Qué sucede? –Él me abraza, sabiendo que me gustan sus abrazos.

-Mi falta de vida amorosa es la causa, siempre que conozco a un chico se siente intimidado por los intensos interrogatorios que hacen tu y los chicos- Matt es la única persona con la que puedo abrirme de esta forma, además que está a punto de terminar sus estudios en Psicología, el mayor de los chicos Fox, es mi héroe.

-Tranquila Kelly, nosotros lo hacemos por tu bien, recuerda eso, además puede que para tu cumpleaños aparezca el chico ideal, confía en mí, los chicos y yo nos encargaremos de ello.

Me aparto rápidamente de él.

-¡No, por nada del mundo! Seguramente le pedirán el favor a alguno de los amigos de Bill y Logan– Bill y Logan eran el antepenúltimo y penúltimo de los hijos del matrimonio Fox. No sabemos quien nació primero de los dos, ya que son gemelos y mi madre no nos lo quiere decir. Son los deportistas de la familia, la sala está llena con los trofeos de los distintos deportes que practican.

-Por supuesto que no, no lo haremos, no después de lo que hiciste con Louis.

-Se lo merecía, es un completo imbécil.

-Nada de malas palabras, hongo.

-Correcto.

-¿Qué hacen chicos?

Genial, esto se ponía cada vez mejor.

-Hey, Joshua. Aquí nuestra hermanita se siente deprimida. Dice que le arruinamos su vida amorosa.

-La cual es inexistente. –Le recuerdo a Matt.

Joshua parece pensativo, lo cual es usual en él. El será el médico de la familia algún día.

Siendo el segundo hijo, compite constantemente con Matt. Por lo menos ellos ya tienen un objetivo en la vida, Matt está por terminar su carrera de psicología, Joshua en estos momentos estudia medicina, quiere ser un gran neurocirujano, George también quiere despuntar en una carrera complicada, Arquitecto. Le encanta dibujar casas a escala y construirlas. Yo le digo que las chicas serán su perdición, está claro que Bill y Logan se dedicaran al ambiente deportivo, pero yo la ultima de los chicos Fox, Kelly Fox, con 17 años de edad, no sé lo que quiero hacer con mi vida.

-Eso no puede ser cierto, eres una chica hermosa.

-Eso díselos a los chicos del instituto que me ignoran completamente.

-Es tiempo de hacer una junta familiar.

-¡No! Eso no. Siempre que hacen una “junta familiar” termino castigada, saliendo con un tonto como Louis o acompañando a uno de ustedes al cine con su novia.

-No siempre es así Kelly.

Estoy a punto de golpear a mis dos hermanos mayores en la cara si empiezan a hacer planes como si yo no estuviera aquí.

-Enumeremos tus virtudes y tus defectos. –Dijo Matti. Oh no, aquí vamos de nuevo.

-¡Espera! –Dijo Joshua –Tengo que ir por los chicos.

-No lo hagas. –Digo rápidamente, pero él parece no notarme, y si lo hizo prefirió ignorarme.

-Que no vengan las chicas, seremos solo nosotros.

-Hay no… me van a despedazar.

-No será así Kelly. Solos tus hermanos y te queremos, no dejaremos que nada malo te suceda.

-Eso es de lo que tengo miedo. Que no me dejen un momento en paz.

Matti se acerca a mí, y me tiende una mano, y yo la tomo sin dudar.

-Aquí viene la caballería, Kelly –Dice George.

Doy un suspiro audible para que vean que me he resignado para lo que sea que tengan en mente.

-Bien, sentémonos los seis en la acera, tenemos una misión que cumplir aquí. – Este era el bendito Logan.

-Estábamos por enumerar las virtudes de Kelly.

-Habla demasiado… -Dijo Bill.

-No creo que eso sea una virtud –Contrarrestó George.

-Si tienes razón. Eso ponlo en Virtufectos.

-Eso ni siquiera es una palabra –Dice Matti.

-Matt, somos los chicos Fox ¿lo recuerdas?

-Correcto –Responde él.

-Continuemos con lo siguiente –Dice Logan.

-Sabe sobre futbol, lucha libre, soccer. Y cualquier deporte que un chico pueda pensar. Pero menos golf. Eso es inimaginable. Ni siquiera sé porque es un deporte. –Opina George -¿Recuerdan a Clare?

-No…-Contestamos los cinco al mismo tiempo. Porque la verdad es que no tenemos ni idea que quien es. George ha tenido tantas novias que no nos alcanzan los dedos de los pies y manos de toda la familia para contarlas.

-Bueno, una vez fui a su casa y…

-¿Tu? –Pregunta Logan asombrado –Duraste el tiempo suficiente como para ir a su casa.

-Yo cumplo con mis chicas Logan, aunque no lo creas… pero como sea, fui a su casa y sus padres no dejaron de hablar de golf, me horrorizo hoy en día al recordar esa casa… era toda rosa y cosas así. Me sentí tentado a presentar mi tarjeta de hombre.

-Alucinante, si me sucediera algo igual, lo cual dudo mucho, saldría pitando rápidamente de ahí. Te compadezco hermano. –Contesta Bill.

-Chicos, estamos tratando algo diferente aquí, ¿no lo recuerdan? –Pregunta Joshua.

Yo me mantengo callada escuchando sus charlas. Siempre ha sido así. Ellos hablan, yo me callo. Y no es porque sean machistas… bueno tal vez lo son un poco. Pero la verdad de todo esto, es que me gusta escucharlos hablar sobre todo o en este caso, nada.

-Jojo tiene razón –Dice Matti, a lo que Joshua solo gira los ojos.

Jojo es lo primero que dije cuando era pequeña, y tenía que ser a Joshua. Desde entonces en casa, y solo en casa, lo llamamos Jojo. Él me pregunta que por qué no lo llamé sexy, guapo o algo por el estilo. Así las chicas caerían muertas a sus pies. Pero desde hace un tiempo tengo un presentimiento, del cual quiero hablar con él, cuando tenga la oportunidad adecuada.

-Sabe acerca de autos…

-Tengo el conocimiento necesario hasta para poner mi propio taller automotriz.

-Anotado, -Dice Joshua.

¡Un momento! –¿Lo están anotando?

-Por supuesto, estamos hablando en serio.

-Matt, no hablan en serio.

-Claro que lo hacemos. –Me responde él.

Y para muestra, me enseña un pequeño cuaderno con tres columnas en él. Una dice virtudes, otra está señalada como defectos, y la última dice Virtufectos.

-Esto es descabellado –Digo mientras me levanto.

-Tú no vas a ningún lado, hongo –Dice Bill jalándome de regreso a mi asiento. –Además no quieres ir ahí dentro. Anímate, es año nuevo. Falta poco para tu cumpleaños.

-Sí, correcto. Falta más de un mes Einstein. –Le respondo.

El catorce de febrero es siempre mi peor día, desde los trece años. 1) Todos, excepto mi familia y mi mejor amigo Dick, (que es gay. Lo remarco, porque fue lo primero que me dijo cuando se sentó en la cafetería el primer año de escuela), recuerdan mi cumpleaños. Ya que es día de san Valentín, todos parecen olvidarlo. De hecho no hay un “todos” porque no tengo más amigos. 2) Nunca me han besado ni me han mandado regalos ese día. Y por ultimo un gran 3) El catorce de febrero es mi peor día entre todos los otros 364, por que la tentativa de “novio” que tuve con un chico un catorce de febrero, terminó estropeada con él riéndose de mí por ser cursi y restregándome en la cara a su fabulosa rubia, delgada y femenina novia.

-Además –Continuo –Ustedes en estos momentos deberían estar en alguna fiesta con sus chicas, o haciendo algo divertido con gente de su edad. O violando alguna ley por conducir en estado de ebriedad. Algo normal. Y no estar con su hermana de 17 años, ayudándola a tener una vida amorosa.

-Creo que tendrás que borrar eso de que habla mucho de nuestra lista de Virtufectos y ponerla en defectos. –Dice Bill.

-Tienes razón. –Concuerdan los demás.

-Hombres.

1 comentario:

Justin Poortinga

Justin Poortinga

Followers


Gracias a las chicas de T.M.A.

Gracias!!

Gracias!!
Gracias a Eli por este premio!!

Nuestro enlace

create your own banner at mybannermaker.com!
Copy this code to your website to display this banner!

Dimitri Woaa!!!

Dimitri Woaa!!!

demons

demons

Dimitri Belikov

Dimitri Belikov

VM

VM

Llegó

Llegó
ya esta por llegar

The fallen 2

The fallen 2
Llegó

Por fin

Por fin
lover mine

Keith Urban

Keith Urban

Visitas

Deja tu mensaje

Con la tecnología de Blogger.

Siguenos por Correo

Visitantes recientes

Se ha producido un error en este gadget.

Search This Blog

© Thirst Black Of You, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena