sábado, noviembre 06, 2010

Un pequeño avance de Buria

De pronto todo se tornó oscuro, ya no estaba en mi cuarto, ya no estaba Lucas, estaba en un callejón. Había un bar en la esquina, al otro lado había un hermoso hotel, supe inmediatamente que ahí era donde se estaban hospedando los chicos de la academia porque había muchos guardianes afuera.
Yo estaba parada a diez metros de ellos, bajo una farola, pero ellos no podían verme.
Sentí el peligro mucho antes de que los viera.
Había una docena de ellos, iban directo al hotel.



-¡Cuidado! ¡Cuidado!


Por más que gritaba y gritaba no podían escucharme.


Al parecer ellos también sintieron el peligro, pero no podían verlos. Estaban usando un tipo de magia protectora, tenía que ser magia oscura ya que el olor era asqueroso.


Los dirigía esa criatura asquerosa que se presentó en mi visión, al parecer era el más antiguo de todos, porque los demás aun parecían humanos. Entre ellos había dos mujeres.


Una era rubia, alta y ojos de un profundo violeta. La otra mujer era… era ella. Oh dios. Se veía tan diferente, sus ojos eran ahora de un rojo vivo, tenía una sonrisa demoniaca en el rostro. Se dirigían al hotel. Los guardianes tomaron su posición defensiva, lo cual hice instintivamente también. Ellos Vivían para matar vampiros, guardianes y humanos por igual.


Uno de ellos saco un cuchillo de su bota y se dirigió al guardián que estaba más cerca y sin titubear le corto la garganta.


-¡NO! ¡NO! ¡NO! ¡NO! –Me oía gritar a mí misma, pero sabía que no podía hacer nada. Trataba de salirme de la visión pero no podía, estaba atrapada en ella.


-Concéntrate para salir, concéntrate para salir… -me repetía una y otra vez, pero mis nervios estaban más allá de la alteración y mi cerebro no obedecía. Tenía que decírselo a los demás guardianes que estaban en la escuela.


Oh dios, como había sangre.


Dos guardianes cayeron, tres, cinco, ¡oh dios! Ya habían matado a ocho. Solo quedaban cinco más.


Esto no podía estar ocurriendo.


Se oyeron gritos dentro del hotel, así que corrí hacia ahí. En la recepción había más cadáveres, esto estaba mal, muy mal.


Se oían gritos y había mujeres llorando, corrí escaleras arriba, esto era una total masacre, en los pasillos del segundo piso había chicos muertos con la garganta abierta. Otros pocos en un rincón se desmaterializaban, todos trataban de salvarse, había guardianes también en los pasillos peleando contra los Wickedness, había más de diez, los guardianes fácilmente eran superados en número. Necesitaban ayuda y pronto, pero yo no sabía cómo salirme de esta porquería. Gire por otro pasillo, este estaba completamente solo, en una esquina había un sillón y al lado un reloj, que marcaba las 11:00 p.m.


De repente, absolutamente de la nada salió corriendo Kaene, con dos tipos detrás de él.


Él se detuvo justo frente a mí. Me estaba viendo directamente a los ojos.


-¡Déjenlo en paz! –grite tan fuerte como pude.


Uno de los tipos aventó a Kaene contra la pared opuesta, por poco pierde el conocimiento, pero se mantuvo consiente.


Uno de ellos se paró frente a mí, y me miro a los ojos.


-¿Qué harás para impedir que lo matemos niñita?


Me quede totalmente helada. Ellos no me podían ver, ¿o sí?


-Hare lo que sea, los matare a ambos antes de permitir que le hagan daño.


-Alex, vete. No hagas esto. ¡Vete!


-¡No voy a irme!


ME gire para ver a Alex detrás de mí. Era a ella a la que había visto Kaene y la que habían visto los dos tipos.


Alex saco una daga de madera y tres estrellas arrojadizas. No recordé el nombre en ese momento y no me importaba ya que no era relevante.


-Parece que la niñita nos trajo unos juguetitos para jugar, ¿No es así?


Alex se quedó viendo fijamente al sujeto y lanzo una estrella, tan rápidamente que no me di cuenta que lo hizo hasta que el tipo estaba retorciéndose en el piso agarrándose el cuello. Ella realmente era mortífera, y más cuando alguien que le importaba estaba de por medio.


Corrió hacia el tipo y clavo su estaca hasta lo más profundo de su pecho, la luz destellante fue lo que siguió. Y del tipo solo quedaban cenizas. Ella vio al otro maldecir y acercarse a Kaene.


-No lo toques… -Fue un susurro apenas audible. Me gire a verla y me sorprendió totalmente lo que vi. Sus ojos habían cambiado a un rojo profundo y de su boca salían dos grandes colmillos.


-¿Alex? Alex, aléjate de él.


-¡Dije que no lo tocaras! –Le gritó Alex al tipo cuando se lanzó contra Kaene y lo tiro contra la pared.


Ella tomo fuerza y se lanzó contra el, pero el otro fue más rápido que ella y saco un cuchillo de su bota y lo tiro directamente al pecho de Alex. Ella cayó sin vida al piso inmediatamente.


-¡Alex! –Éramos Kaene y yo los que gritábamos.


-¡Alex! ¡No! ¡Maldita sea!


-¡Kaene! ¡Cuidado! –Fue demasiado tarde, le había cortado la garganta.


De repente la visión se había ido como había llegado, estaba temblando y llorando, Lucas estaba sacudiéndome.




jujuju... ¿¿esta bueno verdad??
Los dejare ahi!! si les gustó me avisan y tal vez, solo tal vez les pueda regalar otro avance jajaja-!!

1 comentarios:

  1. .Tienes premios en mi blog,espero q te gusta.Feliz fin de......besos desde((^Out of the Blue^))
    http://checktheseblueskiesout.blogspot.com/2010/11/premios-para-fin-de-semana-for-all.html

    ResponderEliminar

My Blog List

Agrega tu comentario!!

Welcome

thirstblackofyou@hotmail.com




Tienes preguntas, comentarios o sugerencias acerca del blog. Como podemos mejorar o simplemente quieras hacer contacto mi dirección de correo se muestra arriva





Estadisticas

Dimitri a Rose

¡He renunciado a ti. El amor se desvanece, el mio lo ha hecho!

-Spirit Bound-

sábado, noviembre 06, 2010

Un pequeño avance de Buria

De pronto todo se tornó oscuro, ya no estaba en mi cuarto, ya no estaba Lucas, estaba en un callejón. Había un bar en la esquina, al otro lado había un hermoso hotel, supe inmediatamente que ahí era donde se estaban hospedando los chicos de la academia porque había muchos guardianes afuera.
Yo estaba parada a diez metros de ellos, bajo una farola, pero ellos no podían verme.
Sentí el peligro mucho antes de que los viera.
Había una docena de ellos, iban directo al hotel.



-¡Cuidado! ¡Cuidado!


Por más que gritaba y gritaba no podían escucharme.


Al parecer ellos también sintieron el peligro, pero no podían verlos. Estaban usando un tipo de magia protectora, tenía que ser magia oscura ya que el olor era asqueroso.


Los dirigía esa criatura asquerosa que se presentó en mi visión, al parecer era el más antiguo de todos, porque los demás aun parecían humanos. Entre ellos había dos mujeres.


Una era rubia, alta y ojos de un profundo violeta. La otra mujer era… era ella. Oh dios. Se veía tan diferente, sus ojos eran ahora de un rojo vivo, tenía una sonrisa demoniaca en el rostro. Se dirigían al hotel. Los guardianes tomaron su posición defensiva, lo cual hice instintivamente también. Ellos Vivían para matar vampiros, guardianes y humanos por igual.


Uno de ellos saco un cuchillo de su bota y se dirigió al guardián que estaba más cerca y sin titubear le corto la garganta.


-¡NO! ¡NO! ¡NO! ¡NO! –Me oía gritar a mí misma, pero sabía que no podía hacer nada. Trataba de salirme de la visión pero no podía, estaba atrapada en ella.


-Concéntrate para salir, concéntrate para salir… -me repetía una y otra vez, pero mis nervios estaban más allá de la alteración y mi cerebro no obedecía. Tenía que decírselo a los demás guardianes que estaban en la escuela.


Oh dios, como había sangre.


Dos guardianes cayeron, tres, cinco, ¡oh dios! Ya habían matado a ocho. Solo quedaban cinco más.


Esto no podía estar ocurriendo.


Se oyeron gritos dentro del hotel, así que corrí hacia ahí. En la recepción había más cadáveres, esto estaba mal, muy mal.


Se oían gritos y había mujeres llorando, corrí escaleras arriba, esto era una total masacre, en los pasillos del segundo piso había chicos muertos con la garganta abierta. Otros pocos en un rincón se desmaterializaban, todos trataban de salvarse, había guardianes también en los pasillos peleando contra los Wickedness, había más de diez, los guardianes fácilmente eran superados en número. Necesitaban ayuda y pronto, pero yo no sabía cómo salirme de esta porquería. Gire por otro pasillo, este estaba completamente solo, en una esquina había un sillón y al lado un reloj, que marcaba las 11:00 p.m.


De repente, absolutamente de la nada salió corriendo Kaene, con dos tipos detrás de él.


Él se detuvo justo frente a mí. Me estaba viendo directamente a los ojos.


-¡Déjenlo en paz! –grite tan fuerte como pude.


Uno de los tipos aventó a Kaene contra la pared opuesta, por poco pierde el conocimiento, pero se mantuvo consiente.


Uno de ellos se paró frente a mí, y me miro a los ojos.


-¿Qué harás para impedir que lo matemos niñita?


Me quede totalmente helada. Ellos no me podían ver, ¿o sí?


-Hare lo que sea, los matare a ambos antes de permitir que le hagan daño.


-Alex, vete. No hagas esto. ¡Vete!


-¡No voy a irme!


ME gire para ver a Alex detrás de mí. Era a ella a la que había visto Kaene y la que habían visto los dos tipos.


Alex saco una daga de madera y tres estrellas arrojadizas. No recordé el nombre en ese momento y no me importaba ya que no era relevante.


-Parece que la niñita nos trajo unos juguetitos para jugar, ¿No es así?


Alex se quedó viendo fijamente al sujeto y lanzo una estrella, tan rápidamente que no me di cuenta que lo hizo hasta que el tipo estaba retorciéndose en el piso agarrándose el cuello. Ella realmente era mortífera, y más cuando alguien que le importaba estaba de por medio.


Corrió hacia el tipo y clavo su estaca hasta lo más profundo de su pecho, la luz destellante fue lo que siguió. Y del tipo solo quedaban cenizas. Ella vio al otro maldecir y acercarse a Kaene.


-No lo toques… -Fue un susurro apenas audible. Me gire a verla y me sorprendió totalmente lo que vi. Sus ojos habían cambiado a un rojo profundo y de su boca salían dos grandes colmillos.


-¿Alex? Alex, aléjate de él.


-¡Dije que no lo tocaras! –Le gritó Alex al tipo cuando se lanzó contra Kaene y lo tiro contra la pared.


Ella tomo fuerza y se lanzó contra el, pero el otro fue más rápido que ella y saco un cuchillo de su bota y lo tiro directamente al pecho de Alex. Ella cayó sin vida al piso inmediatamente.


-¡Alex! –Éramos Kaene y yo los que gritábamos.


-¡Alex! ¡No! ¡Maldita sea!


-¡Kaene! ¡Cuidado! –Fue demasiado tarde, le había cortado la garganta.


De repente la visión se había ido como había llegado, estaba temblando y llorando, Lucas estaba sacudiéndome.




jujuju... ¿¿esta bueno verdad??
Los dejare ahi!! si les gustó me avisan y tal vez, solo tal vez les pueda regalar otro avance jajaja-!!

1 comentario:

  1. .Tienes premios en mi blog,espero q te gusta.Feliz fin de......besos desde((^Out of the Blue^))
    http://checktheseblueskiesout.blogspot.com/2010/11/premios-para-fin-de-semana-for-all.html

    ResponderEliminar

Jared Leto

Jared Leto

Visitas...

Visitas...

Para las chicas del blog...

Para las chicas del blog...

Para las chicas del blog...
Se les quiere chicas ANIMO!!

Ben Barnes

Ben Barnes

Taylor Kitsch

Taylor Kitsch

Jake Gyllenhaal

Jake Gyllenhaal

sábado, noviembre 06, 2010

Un pequeño avance de Buria

De pronto todo se tornó oscuro, ya no estaba en mi cuarto, ya no estaba Lucas, estaba en un callejón. Había un bar en la esquina, al otro lado había un hermoso hotel, supe inmediatamente que ahí era donde se estaban hospedando los chicos de la academia porque había muchos guardianes afuera.
Yo estaba parada a diez metros de ellos, bajo una farola, pero ellos no podían verme.
Sentí el peligro mucho antes de que los viera.
Había una docena de ellos, iban directo al hotel.



-¡Cuidado! ¡Cuidado!


Por más que gritaba y gritaba no podían escucharme.


Al parecer ellos también sintieron el peligro, pero no podían verlos. Estaban usando un tipo de magia protectora, tenía que ser magia oscura ya que el olor era asqueroso.


Los dirigía esa criatura asquerosa que se presentó en mi visión, al parecer era el más antiguo de todos, porque los demás aun parecían humanos. Entre ellos había dos mujeres.


Una era rubia, alta y ojos de un profundo violeta. La otra mujer era… era ella. Oh dios. Se veía tan diferente, sus ojos eran ahora de un rojo vivo, tenía una sonrisa demoniaca en el rostro. Se dirigían al hotel. Los guardianes tomaron su posición defensiva, lo cual hice instintivamente también. Ellos Vivían para matar vampiros, guardianes y humanos por igual.


Uno de ellos saco un cuchillo de su bota y se dirigió al guardián que estaba más cerca y sin titubear le corto la garganta.


-¡NO! ¡NO! ¡NO! ¡NO! –Me oía gritar a mí misma, pero sabía que no podía hacer nada. Trataba de salirme de la visión pero no podía, estaba atrapada en ella.


-Concéntrate para salir, concéntrate para salir… -me repetía una y otra vez, pero mis nervios estaban más allá de la alteración y mi cerebro no obedecía. Tenía que decírselo a los demás guardianes que estaban en la escuela.


Oh dios, como había sangre.


Dos guardianes cayeron, tres, cinco, ¡oh dios! Ya habían matado a ocho. Solo quedaban cinco más.


Esto no podía estar ocurriendo.


Se oyeron gritos dentro del hotel, así que corrí hacia ahí. En la recepción había más cadáveres, esto estaba mal, muy mal.


Se oían gritos y había mujeres llorando, corrí escaleras arriba, esto era una total masacre, en los pasillos del segundo piso había chicos muertos con la garganta abierta. Otros pocos en un rincón se desmaterializaban, todos trataban de salvarse, había guardianes también en los pasillos peleando contra los Wickedness, había más de diez, los guardianes fácilmente eran superados en número. Necesitaban ayuda y pronto, pero yo no sabía cómo salirme de esta porquería. Gire por otro pasillo, este estaba completamente solo, en una esquina había un sillón y al lado un reloj, que marcaba las 11:00 p.m.


De repente, absolutamente de la nada salió corriendo Kaene, con dos tipos detrás de él.


Él se detuvo justo frente a mí. Me estaba viendo directamente a los ojos.


-¡Déjenlo en paz! –grite tan fuerte como pude.


Uno de los tipos aventó a Kaene contra la pared opuesta, por poco pierde el conocimiento, pero se mantuvo consiente.


Uno de ellos se paró frente a mí, y me miro a los ojos.


-¿Qué harás para impedir que lo matemos niñita?


Me quede totalmente helada. Ellos no me podían ver, ¿o sí?


-Hare lo que sea, los matare a ambos antes de permitir que le hagan daño.


-Alex, vete. No hagas esto. ¡Vete!


-¡No voy a irme!


ME gire para ver a Alex detrás de mí. Era a ella a la que había visto Kaene y la que habían visto los dos tipos.


Alex saco una daga de madera y tres estrellas arrojadizas. No recordé el nombre en ese momento y no me importaba ya que no era relevante.


-Parece que la niñita nos trajo unos juguetitos para jugar, ¿No es así?


Alex se quedó viendo fijamente al sujeto y lanzo una estrella, tan rápidamente que no me di cuenta que lo hizo hasta que el tipo estaba retorciéndose en el piso agarrándose el cuello. Ella realmente era mortífera, y más cuando alguien que le importaba estaba de por medio.


Corrió hacia el tipo y clavo su estaca hasta lo más profundo de su pecho, la luz destellante fue lo que siguió. Y del tipo solo quedaban cenizas. Ella vio al otro maldecir y acercarse a Kaene.


-No lo toques… -Fue un susurro apenas audible. Me gire a verla y me sorprendió totalmente lo que vi. Sus ojos habían cambiado a un rojo profundo y de su boca salían dos grandes colmillos.


-¿Alex? Alex, aléjate de él.


-¡Dije que no lo tocaras! –Le gritó Alex al tipo cuando se lanzó contra Kaene y lo tiro contra la pared.


Ella tomo fuerza y se lanzó contra el, pero el otro fue más rápido que ella y saco un cuchillo de su bota y lo tiro directamente al pecho de Alex. Ella cayó sin vida al piso inmediatamente.


-¡Alex! –Éramos Kaene y yo los que gritábamos.


-¡Alex! ¡No! ¡Maldita sea!


-¡Kaene! ¡Cuidado! –Fue demasiado tarde, le había cortado la garganta.


De repente la visión se había ido como había llegado, estaba temblando y llorando, Lucas estaba sacudiéndome.




jujuju... ¿¿esta bueno verdad??
Los dejare ahi!! si les gustó me avisan y tal vez, solo tal vez les pueda regalar otro avance jajaja-!!

1 comentario:

  1. .Tienes premios en mi blog,espero q te gusta.Feliz fin de......besos desde((^Out of the Blue^))
    http://checktheseblueskiesout.blogspot.com/2010/11/premios-para-fin-de-semana-for-all.html

    ResponderEliminar

Justin Poortinga

Justin Poortinga

Followers


Gracias a las chicas de T.M.A.

Gracias!!

Gracias!!
Gracias a Eli por este premio!!

Nuestro enlace

create your own banner at mybannermaker.com!
Copy this code to your website to display this banner!

Dimitri Woaa!!!

Dimitri Woaa!!!

demons

demons

Dimitri Belikov

Dimitri Belikov

VM

VM

Llegó

Llegó
ya esta por llegar

The fallen 2

The fallen 2
Llegó

Por fin

Por fin
lover mine

Keith Urban

Keith Urban

Visitas

Deja tu mensaje

Con la tecnología de Blogger.

Siguenos por Correo

Visitantes recientes

Se ha producido un error en este gadget.

Search This Blog

© Thirst Black Of You, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena